Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter Seguinos en Instagram
Agenda
Seminarios diurnos

Carteles
Biblioteca
Librería
Publicaciones
Audios y videos
Jornadas y eventos
Seminario del Campo
Freudiano

Antena Autismo La Plata
 
Noches de Directorio

Noche de Directorio
Miércoles 12 de julio, 20 hs.

La Transferencia en la práctica analítica contemporánea
Participan: Lito Matusevich, Luis Tudanca, Marisa Saad
Coordina: Rosana Salvatori

Reseña
El miércoles 12 de julio tuvo lugar, en nuestra Sección, la Segunda Noche de Directorio: "La transferencia en la práctica analítica contemporánea". La serie se inició en abril con la Primera Noche: "Más allá del Edipo. Reconfiguraciones de la práctica" y, tendrá su cierre, con la Tercera Noche: "La Interpretación y el ocaso de los oráculos". En esta ocasión contó con la presencia del Director de la EOL, Luis Tudanca, de José Matusevich, AME de la EOL, Marisa Saad, Asociada a la EOL Sección La Plata, y la coordinación de nuestra Secretaria de Carteles, Rosana Salvatori.

En primer lugar, toma la palabra Marisa Saad quien nos plantea que la época nos propone una pluralización de saberes con abrochamientos débiles, fácilmente sustituibles. Señalando, además, que la vía del igualitarismo contemporáneo, con su exigencia de transparencia, ha afectado especialmente el estatuto del sujeto supuesto saber en la experiencia del psicoanálisis. A partir de esto se pregunta si se trata de una nueva relación con el saber y, a su vez, cuál sería el lugar que conviene al analista como partenaire para responder al malestar contemporáneo. Comienza haciendo un minucioso recorrido por los conceptos de la transferencia y del Sujeto supuesto Saber, en el Seminario 11 y en "La proposición del 9 de octubre de 1967 sobre el psicoanalista de la Escuela". Luego desemboca en la última enseñanza de Lacan para indicarnos que el inconsciente mismo aparece ahí como una defensa contra el goce, como una defensa contra lo real sin ley y sin sentido. Se interroga, entonces, qué sucede cuando empezamos a pensar el inconsciente a partir del goce en la perspectiva del síntoma. El inconsciente aparece ahí como un enjambre de S1, que están en el nivel de lalengua. Finalmente se sirve del concepto de urgencia subjetiva que Miller despliega en Sutilezas Analíticas para empezar a pensar estas presentaciones donde, en principio, no habría ninguna suposición de saber y, sin embargo, el analista con su acto podría dar lugar a que se produzca una mutación.

Luis Tudanca, por su parte, nos propone dividir su presentación en dos momentos. Un primer momento donde se plantea si no es muy categórico hacer una división tan tajante entre una clínica donde florecería la instalación del sujeto supuesto saber y otra clínica de máxima dificultad de instalación del mismo. A partir de este interrogante se detiene en "La Proposición del 9 de octubre de 1967…" donde Lacan establece el algoritmo de la transferencia, destacando que dos meses más tarde publica "La equivocación del sujeto supuesto al saber". Cabe preguntarse entonces por qué el propio Lacan luego de plantear una lógica de máxima formalización sobre la transferencia, inmediatamente la pone en cuestión. A partir de allí nos introduce en el término equivocación (méprise en francés) y la importancia que tienen las distintas formas de traducirlo. Nos indica que lo podemos encontrar como lo que no se puede capturar o agarrar, como dejarse engañar, o trastocar las cosas, entre otras. Todos términos que nos llevan a pensar en lo que se escapa. Entonces podemos decir que en lo que se equivoca el SsS es en agarrar o atrapar lo real.

En un segundo momento Luis se detiene especialmente en las contribuciones para el trabajo de esta noche. Propone una secuencia lógica para el comentario de las mismas en relación a cómo los temas se fueron articulando. Así, subraya del trabajo de Gisèle Ringuelet que "la clínica no es el psicoanálisis", dando este planteo en el blanco del problema de la definición misma del Sujeto supuesto Saber. Por otra parte, del texto de José Damiano, desprende una pregunta clave: ¿qué es el síntoma sin aparato de lectura? Luis propone en este punto conversar si no se trataría de ofrecer un aparato de lectura, ya no sostenido en el Nombre del Padre. Por último, de la contribución de Paula Vallejo toma la pregunta de cómo pensar la transferencia hoy, cuando lo que se hace presente en la práctica es un funcionamiento sintomático que rehúye la vía de la palabra y rechaza todo intento de empalme con un saber a descifrar.

Finalmente, José Matusevich nos propone un contrapunto para pensar las diferencias entre lo contemporáneo y la época. A partir de aquí, tomando a Heidegger, nos señala una serie de acontecimientos necesarios para pensar el nacimiento del capitalismo, entre ellos el pasaje del artesano a la tecnociencia. El artesano (agricultor en este caso) era aquel que sembraba la semilla esperando que dé su fruto, en cambio la tecnociencia se ubica en el lugar de provocar a la tierra para que entregue su energía. Esto nos introduce en la necesidad del cálculo y la evaluación, que se hace central para poder pensar la época. La gran transformación que se produce es que el saber, que hasta el medioevo era el saber de Dios, se sitúa luego del lado del hombre. Este paso es muy importante porque sin él no habría SsS. Junto con este cambio lo que aparece es que lo real está escrito en términos lógico-matemáticos. Es hacia el final del Seminario 23 donde Lacan empieza a pensar un psicoanálisis a partir de lo real sin ley.

La hipótesis que sostiene José en este recorrido es que en la fórmula del SsS Lacan muestra el engaño en que hemos caído al pensar el psicoanálisis desde la subjetividad. El engaño es producto del lenguaje mismo porque a nivel de las significaciones no hay ninguna que nos dé una certeza, porque toda significación remite a otra. En este sentido, nos invita a pensar que el análisis direccionado desde el SsS es el intento todo el tiempo de crear, en relación a lo real como imposible, un saldo de saber. Finalmente señala que los pacientes no vienen al análisis por el SsS, sino que la urgencia está detrás de la transferencia. La urgencia es lo que empuja al análisis y nos indica que la misma, como Miller la lee etimológicamente, es el goce.

Luego de las presentaciones la conversación siguió orientada por lo trabajado en las contribuciones, llegando así al final de otra fructífera Noche de Directorio. Noche que nos dejó un clima propicio para seguir trabajando el lugar de la práctica analítica contemporánea en el psicoanálisis de la orientación lacaniana.


Reseña realizada por Ignacio Funes.